La langosta

01 enero, 2016
La langosta (The Lobster, 2015) es una película que aborda el tema de la soledad desde la ciencia ficción, en una sociedad en la que es inaceptable vivir sin pareja. (Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia).

En el principio, conoceremos a David, Collin Farrell, quien al quedarse soltero de manera repentina, se ve en la necesidad de mudarse a un hotel donde será obligado a convivir con otros solteros con la finalidad de que encuentren a su "media naranja" en 45 días, con la amenaza de ser convertidos en animales si no logran el cometido de ser socialmente útiles (emparejados).

Evidentemente las parejas deben ser hombre/mujer y cualquier otro esquema es visto no sólo con suspicacia, sino con franco interés de exterminio.

David (Farrell) puede elegir en que animal se convertirá: en el hotel les dan ese privilegio, así como el de pasear y convivir de manera ordenada y con una serie de actividades aprobadas para propiciar la cercanía de las futuras parejas.

Ante la perspectiva de ser convertidos en animales algunos individuos deciden hacer trampa y hacer creer a los otros que ya encontraron a su pareja, aunque en realidad tengan que fingir intereses o someterse a rutinas que odian: todo con la finalidad de pasar el serio escrutinio social y encajar en la sociedad.

La otra alternativa a ser animal o emparejarse es aún más oscura: escapar al bosque y vivir como paria, eso sí, renunciando a toda esperanza de encontrar pareja: los solteros son una especie de secta que permiten abrazos, pero no mayor intimidad, por ser un grupo en auténtica rebeldía al sistema estricto de emparejamiento existente.

Confrontado entre sus limitadas posibilidades, Farrell tendrá que elegir la que parece mejor, con lo que incluso creará una duda en el espectador. ¿Hay espacio para el amor en este mundo distópico? ¿En alguna de las opciones utilitarias que se nos presentan, es posible amar?

Perturbadora y violenta, de un modo extrañamente pausado, es una cinta que te provoca risa nerviosa al verla y horas de reflexión después.

Cuatro de cinco estrellas.

D.

0 comentarios: